Cómo mantener tu piscina durante el invierno

Aunque todavía nos acompañan días con altas temperaturas que invitan a darse un chapuzón, es el momento de ir pensando cómo mantener tu piscina durante el invierno. Este es un aspecto en el que debemos parar la atención, ya que, de no hacerle los mantenimientos adecuados, puede sufrir graves problemas.

Puede que hayas pensado que vaciarla es la mejor opción, sin embargo, esto no es así. Si vaciamos por completo nuestra piscina esta puede sufrir problemas en el vaso. Además, es un gran impacto ambiental debido a la cantidad de litros que se desechan y a los compuestos químicos que contienen estas aguas, los cuales son perjudiciales para el medio ambiente. Asimismo, supone un importante gasto económico cuando vayamos a rellenarla de nuevo.

Por este motivo, desde Materials L’Era, te comentamos la mejor opción para que tu piscina esté cuidada todo el año.

Cómo mantener tu piscina durante el invierno

En lugar de vaciarla, lo más recomendable es realizarle un tratamiento de hibernación una vez haya finalizado la época estival. Pero… ¿en qué consiste este tratamiento?

La hibernación de piscina se trata de un mantenimiento sostenible ya que permite aprovechar el agua de la piscina durante varias temporadas. Esta reutilización disminuye el impacto medioambiental y, a su vez, el gasto económico pues no necesitamos vaciar la piscina y llenarla cada verano.

Con el fin de realizar la hibernación correctamente debemos seguir una serie de pasos:

  • Limpiar. En primer lugar, realizaremos una limpieza de los principales elementos como compuertas, filtros o el propio fondo.
  • Revisión de Ph y cloro. Debemos controlar que lo niveles de Ph y cloro sigan estando dentro de los parámetros apropiados.
  • Introducción del producto invernador. Después de 24 horas desde que se echa el claro introduciremos este producto en la piscina. Este proceso se tiene que repetir cada tres meses.
  • Incluye flotadores en los bordes. Estos evitarán que se congele el vaso.
  • Cubre la piscina. Esto ayudará a que se mantenga mejor durante todo el año.

Además de estos pasos, si vives en zonas de bajas temperaturas, baja el nivel del agua 5 cm por debajo de los skimmers. Esto evitará que las heladas rompan las instalaciones. Por el contrario, si vives en climas más cálidos, para que la piscina se mantenga perfecta, enciende la instalación eléctrica un par de veces por semana.

¡Siguiendo estos pasos lograrás que tu piscina llegue perfecta al verano!